Salir de la ciudad, de vez en cuando se vuelve una necesidad y Panamá es un lugar exquisito para disfrutar de estas dulces escapadas.

A solamente una hora y media de Panamá se encuentra la isla paradisíaca de Saboga, un lujoso complejo ecológico ubicado entre la selva tropical y el océano Pacifico situado en el golfo de Panamá.

Las bellezas de esta isla recaen en su océano marmolizado y su arena suave y brillante, además de la tranquilidad y frescura de la isla que logran transmitirnos una calma mental.
La isla de Saboga, al no ser tan conocido ofrece una tranquilidad sin igual para que tu, con tu familia, pareja o amigos pueden disfrutar de pies a cabeza.